Cata para iniciados

Por fin te has decidido, tienes tu plaza reservada para nuestra próxima ruta, pero te has parado a pensarlo y lo poco que sabes de vinos es que… vienen de la uva. No es un mal comienzo, pero igual te viene bien tomar nota de estos consejos para disfrutar de los vinos casi como un experto.

  • Conoce las distintas variedades de vino. Tempranillo no es que sea un vino “madrugador” es un tipo de uva. Muchas veces el vino recibe el nombre de la variedad de uva que utiliza, por lo que no está de más que conozcas las variedades cabernet sauvignon, merlot, garnacha, mencía, verdejo o albillo, entre otras muchas.
  • Controla un diccionario básico, si un vino es astringente será áspero al paladar, los vinos secos son poco dulces. Si lees la nota de cata de un vino irás comprendiendo e identificando más términos que te ayudarán a expresar mejor los sabores que percibas con la cata.
  • Deja que el vino se oxigene. Después de sacar el corcho conviene que el vino se oxigene y en los que han pasado mucho tiempo en botella podemos necesitar un decantador.
  • Sirve el vino hasta un tercio de la copa disfrutar de los aromas sin derramarlo.
  • A la hora de la cata retenlo en la boca un momento antes de tragarlo y espera un poco antes de probar el siguiente para valorar el postgusto.
  • Si vas a degustar varios vinos empieza siempre por el más suave, sigue con un vino potente y termina con vinos dulces. Así no se taparán los sabores.
  • Sujeta la copa de vino por la base, no por la copa, para no alterar la temperatura.

Con estos consejos podrás comprender un poco más en tu próxima experiencia enológica pero no olvides lo más importante, el vino sólo se disfruta con moderación.

Suscríbete a Pueblos del Vino