José Carlos Arroyo, jefe de Sala y sumiller de la Escuela Internacional de Cocina Fernando Pérez

Cómo elegir el mejor caldo para cada plato esta Navidad, de la mano de la Escuela Internacional de Cocina Fernando Pérez

Las estanterías de las vinotecas, e incluso las de algunos supermercados, están plagadas en épocas navideñas de las mejores propuestas de las muchas y excelentes bodegas vallisoletanas. Pero, ¿cómo elegir el mejor vino cuando no se es un experto? O, más aún, ¿cómo elegir el caldo adecuado para cada tipo de plato? ¿Blanco para el pescado y tinto para la carne?

Le hemos pedido consejo a la Escuela Internacional de Cocina Fernando Pérez, y su jefe de Sala y sumiller, José Carlos Arroyo, nos ha proporcionado pistas más valiosas que un gran reserva. Te contamos qué tipo de vino elegir para cada menú, y dejamos en manos de tu paladar (y de tu bolsillo) la elección de esa botella concreta que te acompañará en la mesa.

Vinos espumosos de calidad de Valladolid

Además de para brindar, los espumosos de calidad de Valladolid son sensacionales para acompañar una comida completa. Maridan casi con cualquier plato de los que solemos cocinar en estas fechas. Son vinos de calidad con una buena elaboración y en su mayor parte elaborados con uvas de variedades autóctonas, lo que los dota de una característica organoléptica única. Solo hay que tener cuidado con un pequeño detalle: si nos decidimos por estos vinos, hay que mantenerlos durante todos los platos de la comida.

SauvignonBlanc

Para pescados blancos los caldos elaborados con esta uva resultan muy adecuados. Es una variedad que nos permitirá respetar los matices de sabor auténticos de cada pescado.

Verdejo

El Verdejo es una de las variedades blancas más apreciadas en España y a nivel internacional. Su estructura admite sabores más fuertes, por lo que podremos maridar con pescados con más grasa, como la trucha, el salmón o el chicharro.
Por otro lado, los verdejos fermentados en barrica o sobre lías se convierten en un excepcional acompañante de carnes blancas, como el pavo o el cerdo.

Los generosos de Rueda

Los vinos generosos o fortificados nos permiten acompañar embutidos y pastas. En Valladolid, los de Rueda son perfectos para todo el elenco de pastas castellanoleonesas que, a media mañana o en el aperitivo, presiden un momento de felicidad asegurada. Con los embutidos son capaces de jugar idéntico papel.

Rosados de Cigales

Nada mejor que un rosado para acompañar los mariscos de entrada e incluso, momentos antes de un banquete, los tradicionales chateos. Y para ello Cigales ofrece todo lo que se puede desear.

Tintos de Ribera de Duero y Toro

Como hasta los más neófitos intuyen, las carnes (más si son rojas) se sirven con tintos. Pero este principio general se puede afinar aún más. Así, los vinos de Toro hacen un excelente equipo con las carnes para estofados, mientras que los tintos de Cigalesmaridan con cualquier carne roja. Para el lechazo o el cordero, Ribera.

Dulces

Desde el vino de hielo al vino de sobremaduración , los dulces y semidulces están especialmente indicados para servir foie, queso azul y cualquier postre. Para quienes quieran ir un poco más lejos, añadiremos que al foie y al queso azul le van los dulces que mantienen algo de su acidez.

Frizzantes

Son vinos pero actúan, casi casi, como refrescos. Son los frizzantes . Y, además, están de moda. Se suelen tomar antes de empezar a comer: de hecho, son vinos de aperitivo.

Etiquetas:, , , , , , , ,

Suscríbete a Pueblos del Vino