Con pan y vino se hace el camino

“Decir refranes es decir verdades”. Aunque sea sabiduría popular y añeja, los dichos del refranero castellano siguen estando de actualidad a día de hoy.
A la provincia de Valladolid pueden aplicársele algunos refranes que le van como anillo al dedo. ¿Ejemplos? Aquí va uno:

“Con pan y vino se hace el camino”

El Camino de Santiago atraviesa la provincia de Valladolid en dos de sus muchas variantes: el Camino de Madrid y el Camino del Levante-Sureste. Es además una provincia de vinos, en la que confluyen hasta cinco denominaciones de origen diferentes. Y, también, es una provincia de pan.

Harina, agua, levadura y sal, son los ingredientes básicos de este tradicional alimento con el que se elaboran variedades como el pan de cuatro canteros, lechuguino, de picos, de cuadros, de polea; fabiola, barra de flama y el rústico, esto es, los tipos de pan de la provincia de Valladolid que poseen Marca de Garantía por su calidad y sabor. Pero no son los únicos, puesto que en esta tierra existen muchos más tipos de un producto indispensable de nuestra gastronomía.

En plena Tierra de Campos, cercana al Camino de Santiago y a viñedos de uva prieto picudo (aunque con Denominación de Origen Tierra de León por su cercanía), se encuentra rodeada de cereales Mayorga de Campos, localidad que acoge el Museo del Pan.

El Museo del Pan es un curioso museo que muestra de forma agradable y pedagógica la importancia de un alimento que forma parte de nuestra tradición y de nuestra cultura, un humilde producto que no puede faltar en nuestras mesas a la hora de acompañar los más exquisitos manjares.

Museo del Pan, Mayorga, Diputación de Valladolid

Museo del Pan, Mayorga, Diputación de Valladolid

Los visitantes del museo disfrutarán y conocerán más de cerca el mundo de los cereales y de los molinos; la evolución del proceso de elaboración del pan, el mundo de los hornos, así como la presencia del pan en otras culturas y las peculiaridades y tradición que lo rodean.

El museo es un proyecto didáctico que incluye, además de la parte teórica, una parte práctica en su obrador, donde los visitantes pueden presenciar directamente la elaboración de algunas variedades de pan y descubrir así todo el encanto que encierra un elemento con mil caras diferentes pero siempre fundamental en nuestra cocina.

“No hay mejor refrán que buen vino y buen pan”
“Pan tierno y vino añejo dan la vida al viejo”
“Las penas con pan son buenas”.

Etiquetas:, , , ,

Suscríbete a Pueblos del Vino