De Madrid Fusión al cielo de nuestras rutas del vino

Publicado el 12/feb/2016 en Rutas del Vino | 0 comentarios

De Madrid Fusión al cielo de nuestras rutas del vino

Hace unas semanas lo mejor de la gastronomía nacional e internacional se reunía en la capital española en una nueva edición de Madrid Fusión. La cita, convertida en un referente para un sector en auge, fue el escenario para que la provincia de Valladolid, a través de  las Rutas del Vino certificadas de Cigales, Ribera del Duero y Rueda, promocionara todo (no únicamente grandes vinos) lo que tiene que ofrecer.

El enoturismo en nuestra provincia, de esta manera, mostraba un potencial inagotable a todos los asistentes a este certamen internacional, que pudieron disfrutar de degustaciones de los vinos de las principales denominaciones de origen vallisoletanas y de otros productos de nuestra tierra que hacen hacen una exquisita y perfecta combinación con ellos.

El objetivo de sorprender al visitante que se acerca aquí es más sencillo cuando a la oferta enológica, variada y de altísima calidad, se une, una no menos amplia y riquísima propuesta gastronómica. Madrid Fusión fue escenario durante tres jornadas de ese fantástico maridaje que en Valladolid es posible los 365 días del año. En 2016, además, tendremos uno más de propina.

Cualquiera de ellos, por ejemplo, es propicio para acercarse a la Ruta del Vino de la Ribera del Duero para dejarse seducir por los tintos que ofrecen sus bodegas y, de paso, regalarse un lechazo o los quesos y embutidos de la zona.

La Ruta del Vino de Rueda presentó también durante esta cita madrileña las credenciales gastronómicas que convierten la zona en un lugar propicio para los amantes de la buena mesa. Entre los productos que pudieron degustarse allí y que esperan a cualquier visitante, quesos y aceite de Medina del Campo o los mantecados al verdejo, el vino emblemático de la denominación, que elaboran en Matapozuelos.

La tercera de las rutas certificadas de la provincia, es la Ruta del Vino Cigales, que mostró  no sólo sus vinos rosados, también sus tintos, combinándolos con las morcillas típicas de la localidad , con la miel de los Montes de Valvení  que se elabora en la zona o con el  ”pan de pueblo”.

Tres rutas, tres formas de entender el vino y tres propuestas de turismo gastronómico en una provincia. ¿Quién da más?