ESCENARIOS COMUNEROS

 

Qué duda cabe que nuestros Pueblos del Vino han sido testigos de los acontecimientos más trascendentales de nuestra Historia.  No es casualidad que el territorio vitivinícola ofrezca tantas y tantas conexiones con el pasado, anécdotas y hechos que con el paso de los años -como los buenos vinos- derivan en un sólido relato que forja la Historia de nuestro presente.

Este año se conmemora el V Centenario del Movimiento Comunero, cuyos escenarios y protagonistas están muy presentes en nuestros Pueblos del Vino.

Así, a lo largo de los meses que duró la contienda, los castillos de Cigales, Fuensaldaña, Mucientes y Trigueros del Valle fueron tomados por las tropas comuneras, siendo alguno de ellos arrasados en el enfrentamiento entre los comuneros y las tropas realistas. Mucientes, también fue testigo de la visita de un joven Juan Padilla, acompañando a su padre a las cortes celebradas en esta localidad.

 

Mucientes en la Ruta del Vino Cigales

 

La Seca, a la vez que abastecía de vino a la creciente demanda en la Villa de Ferias, fue tránsito de idas y venidas de cartas y comunicaciones de los acontecimientos de la época y  Olmedo se convierte en escenario de leyenda, al existir la creencia de que los restos de Juan Padilla descansan en el monasterio de La Mejorada, enclave que en la actualidad se encuentra reconvertido en una bodega.

Capilla del Monasterio de La Mejorada. Olmedo

Sacristía de La Seca, escenario comunero.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No podemos olvidar  los hitos de esta contienda como la quema de Medina, «con esta plaza quedó la Villa de Medina más encendida en fuego de ira que lo habían estado sus casas con el alquitrán», o destacables escenarios como Tordesillas, de vital importancia para los intereses de comuneros y realistas porque allí residía la reina Juana, una de las figuras clave en el desarrollo del movimiento comunero.  Por no hablar de los lazos que algunos protagonistas del movimiento tenían con pueblos vallisoletanos, como Peñafiel señorío de  Pedro Girón, noble castellano que sustituyó como jefe militar comunero a Juan de Padilla a finales de 1520.

Escultura de la reina Juana en Tordesillas.

Si el V Centenario de la batalla es un buen momento para seguir  profundizando en las causas y consecuencias de un movimiento de profunda relevancia histórica,  es también una extraordinaria oportunidad para recorrer los lugares en que se vivieron aquellos acontecimientos. Cada 23 de abril celebramos el día de Castilla y León conmemorando la batalla que apagó la mecha encendida con la Guerra de las Comunidades, hace 500  años. Qué mejor homenaje que aprovechar esta festividad -que este año ha querido convertirse en un largo fin de semana- para disfrutar de las magníficas propuestas que nos ofrecen nuestros Pueblos del Vino.

 

Camino del Puerto. De La Seca a Tordesillas

 

Así, desde la Ruta del Vino Ribera del Duero nos ofrecen varios planes difíciles de rechazar, visitas especiales a bodegas, estancias en alojamientos con encanto, tratamientos termales, actividades al aire libre, experiencias gastronómicas y muchas más actividades a elegir. La Ruta de Rueda nos recomienda los cinco pueblos que hay que visitar, sí o sí, para conmemorar el V Centenario, una alternativa de ocio que se complementa con las visitas a bodegas que abren sus puertas al visitante, al igual que la Ruta del Vino Cigales, con un sinfín de espacios visitables tan atractivos como castillos, casas cueva, aulas didácticas, productos Kilómetro 0 y mucha naturaleza.

Consulta todas las actividades en torno al V Centenario del Movimiento Comunero pinchando aquí.

 

¡Feliz puente comunero!

 

Más info en:  www.provinciadevalladolid.com 

 

 

 

 

 

Suscríbete a Pueblos del Vino