Esquiva al verano en las bodegas

Valladolid tiene fama de extremos en cuanto al tiempo, pero lo que muchos no saben es el secreto que oculta bajo la tierra. Tras una puerta de madera, con una llave que pesa más que tu teléfono, te esperan unas escaleras estrechas que parecen bajar hasta el centro de la tierra.

Y en el último escalón lo descubres, un pequeño remanso de paz, de silencio, tradición y mimo al proceso de la uva. El que haya visitado alguna bodega subterránea sabe de lo que hablamos. La magia que desprende cautiva a propios y extraños. Y la temperatura fresca y constante permite a los vinos madurar y evolucionar.

Si aún no has vivido la experiencia te proponemos un plan único para descubrir tu esencia de vino y saber si eres Roble, Crianza, Reserva, Pago o de autor. Pide información en la web o ve a la agencia de viajes para reservar una escapada el primer fin de semana de junio.

 

Suscríbete a Pueblos del Vino