Publicaciones etiquetadas ‘gastronomía’

Pan y vino para andar el camino

El pan es un alimento que acompaña, que nos ayuda a untar las salsas, a hacernos bocadillos como cuando éramos niños, a hacer tostadas para desayunar… Además es una fuente de vitamina B, magnesio, fibra fósforo e hidratos de carbono que nos aportan la energía suficiente para empezar bien el día. Está hecho de cereal, en la base de nuestra pirámide alimenticia.

Aunque no lo creas, este producto tan simple tiene hasta docenas de formas diferentes de cocinarse y comercializarse. Para todos los gustos, costumbres y edades. Os decimos unas cuantas.

Para no complicarse…

Pan en cazuela. Es fácil y rápido de hacer. Queda blandito, perfecto para una rebanada de paté o un bocadillo de Nocilla. Receta: 300 gramos de harina de fuerza, 175 de agua templada, 5 gramos de levadura seca de panadero o 15 gramos de levadura fresca de panadero, 20 gramos de aceite de oliva virgen extra, 1 cucharadita de sal, un poco más de aceite de oliva virgen extra y harina.

Pan multiusos. Una masa que se hace para preparar pan, pizzas, empanadas o todo lo que imagines con masa salada. Su fácil elaboración y conservación nos permite tenerla en el frigorífico durante dos semanas, lista para cualquier horneado. Receta: 700 gramos de harina, 450 gramos de agua templada, 10 gramos de levadura seca de panadero (ó 20 gramos de levadura fresca) y 10 ramos de sal.

Pan de pita. No necesita masa madre y no necesitas recurrir al de los supermercados. Receta: 500 gramos de harina para hacer pan, 250 miligramos de agua templada, 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra, 1 cucharadita de sal, 1 cucharadita de azúcar y 25 gramos de levadura fresca de panadero.

Para los más dulces…

Panecillos en forma de bollito casero. Se hacen con queso fresco batido y 2 ó 3 cucharadas de azúcar. Además, si quieres puedes decorarlo por encima con azúcar cande. Se puede rellenar con mermelada o echarla una vez hecho si lo partes por la mitad, a gusto del consumidor. 300 gramos de harina, 150 gramos de queso quark o queso fresco batido, 1 huevo, 6 cucharadas de aceite de girasol, 2 ó 3 cucharadas de azúcar, 1 pizca de sal, 1 sobre de levadura, 4 ó 5 cucharadas de leche y, para decorar, azúcar glass.

Pan de molde a dos colores. Para conseguir el pan perfecto para los más peques, debes  dividir la masa en dos y a una de ellas le añades cacao en polvo y azúcar glass. Al unirlas quedar un pan bicolor delicioso. Receta: 300 gramos de harina, 190 gramos de agua, 4 gramos de levadura instantánea, 5 tramos de sal, 12 gramos de mantequilla, 6 gramos de leche en polvo, 9 gramos de azúcar, 12 gramos de cacao en polvo y 5 gramos de azúcar glass.

Pan de leche. Es un pan esponjoso que se hace con leche, aceite, azúcar, vainilla líquida, una pizca de sal y levadura. Queda suave y esponjoso, ideal para los niños que están comenzando a comer alimentos sólidos. Receta: 125 gramos de leche, 50 gramos azúcar, 25 gramos de aceite de oliva virgen extra, 1 huevo, 1 cucharadita de vainilla liquida, 15 gramos de levadura fresca, 300 gramos de harina de fuerza y una pizca de sal.

Para los más niñeros…

Panositos. Panes con forma de osos que puede resultar una actividad muy divertida para hacer con hijos, sobrinos, etc. Haced una masa multiusos y jugad con los pequeñajos como si fuera plastilina para modelar muñecos o formas singulares que le darán un toque personal a su merienda. Receta: 300 gramos de harina de fuerza, 1 sobre de levadura de panadería seca (son unos 5 gramos), 1 cucharada sopera de azúcar, 1 cucharadita (de café) de sal, 40 gramos de mantequilla o margarina a temperatura ambiente, 1 huevo, 175 miligramos de leche a temperatura ambiente.

Tortuguitas. Se hacen de igual forma, pero puedes rellenarlo con cacao o mermelada desde un lateral o desde la parte inferior del “cascarón” con una boquilla de rellenar. En caso de no disponer de una de estas ‘jeringuillas’, es más fácil abrirlo entero en forma de bocadillo. Receta: 500 gramos de harina de fuerza, 10 gramos de sal, 250 gramos de leche, 50 gramos de agua, 30 gramos de miel suave, 30 gramos de levadura y 15 gramos de aceite de oliva virgen.

 Para los más consistentes…

Pan relleno.  Deber hacerse primeramente la receta de la masa de pan (250 gramos de leche, 50 gramos de mantequilla sin sal, 50 gramos de azúcar, 25 gramos de levadura,  500 gramos de harina de fuerza y una cucharadita de sal). Luego puedes rellenarlo con pasas, jamón cocido y aceitunas, por ejemplo. Antes de introducirlo en el horno debes rociarlo con huevo batido para que se dore.

¿A que algunas de las recetas te han sorprendido? Si quieres saber cómo hacer otro tipo de panes, puedes verlo en páginas especializadas como PequerecetasEl gato goloso o Cookpad.

Leer más

Días de setas (y vino)

Para muchos, el otoño es sinónimo de salidas al campo para disfrutar con una actividad entre lo ocioso y -sobre todo- lo gastronómico. Los aficionados a las setas encuentran durante estas semanas motivos de satisfacción buscando unas diminutas pero exquisitas piezas que protagonizan guisos durante estos días en los que el frío comienza a ser ya una constante. En Valladolid, en el centro de la región con mayor riqueza micológica de nuestro país, no faltan lugares en los que lanzarse, cesta en ristre, a la caza de estos sabrosos y esquivos manjares.

Durante estas semanas también proliferan jornadas gastronómicas consagradas a este alimento en las que es posible disfrutar de una enorme cantidad de elaboraciones y maridarlas con los vinos que nos ofrece esta tierra.

Setas

Estos días, por ejemplo, aún es posible gozar de iniciativas como Busca Setas, unas jornadas gastronómicas con perspectiva regional que encuentran su debida representación en Valladolid a través de una treintena de establecimientos que, tanto en la capital como en el resto de la provincia, participan ofreciendo platos elaborados con setas.

Localidades como Portillo cuentan con sus propias jornadas, -con salida al pinar incluida para buscarlas- dedicadas a ellas.

Degustar un buen plato, regarlo con un vino de nuestras denominaciones de origen, disfrutar de una comida única, es, en todo caso, la última y satisfactoria parada que nos brinda un producto que se convierte en la joya de la cocina en otoño. Antes de ello, además, nos invita a salir de casa y recorrer parajes de nuestra provincia que va cambiando sus colores durante estas semanas y que nos ofrece un espectáculo mágico.

Leer más

Cuatro blogs imprescindibles sobre gastronomía y cocina

Internet ha abierto un mundo de posibilidades a los amantes de la gastronomía, tanto para buscar alternativas culinarias como para contar sus propias experiencias.
Los blogs son una manera sencilla para que los usuarios publiquen sus propios contenidos sobre cocina y alimentación, y la Red está plagada de miles de bitácoras en las que, tanto profesionales como neófitos, vuelcan sus recetas, críticas o experiencias en el turismo gastronómico.

En este post queremos compartir con los usuarios cinco grandes blogs sobre gastronomía, en los que además se pueden encontrar interesantes referencias al Vino DO de Valladolid y a la cocina tradicional de la provincia, no en vano tenemos dos restaurantes estrellas Michelín en el medio rural: Abadía de Retuerta –Le Domaine con su chef Pablo Montero, en Sardón de Duero, y La Botica, bajo la dirección de Miguel Ángel, de la Cruz en Matapozuelos.

Directo al paladar

paladar

Directo al Paladar lleva más de cinco años en Internet y ofrece a los usuarios, no solo variadas recetas tanto para cocineros expertos como para principiantes, sino también incluyen artículos sobre enología y gastroturismo. El blog cuenta con un enorme recetario de platos principales, postres y aperitivos, un apartado dedicado a los principales eventos gastronómicos del país y una sección de preguntas y respuestas.

Entre sus contenidos cabe destacar que casi un centenar de entradas tienen relación con la gastronomía vallisoletana. Desde artículos sobre las tapas de Valladolid o la calidad del pan de la provincia, hasta numerosos post relacionados con nuestros vinos.

El aderezo

eladerezo

El aderezo es otro completísimo blog de cocina que lleva desde 2006 en Internet. Su autores, Jesús Miguel García y Antonio Moreno, intentan plasmar a través de sus entradas su pasión por el mundo de la gastronomía.

Su blog complementa el gran recetario que ofrece con otras secciones sobre productos útiles para la cocina: cultura -donde incluyen información sobre libros de cocina o programas de televisión-, gastronomía y bebidas. En esta última destaca una subsección dedicada al mundo del vino.

El aderezo también ha incluido un importante número de entradas sobre la gastronomía de Valladolid y ha dedicado más de un post a nuestros vinos y bodegas

Gastronomía & Cía

gastro

Un completísimo blog que pretende acercar a todos los usuarios el mundo de la gastronomía sin perder detalle de las tendencias actuales. Para ello, además de un enorme recetario e información sobre destinos gastronómicos, realizan entrevistas y colaboraciones con grandes chefs del panorama nacional.
El blog, propiedad de Javier Muniesa, lleva desde 2005 en Internet y en estos nueve años ha dedicado también numerosas entradas a la gastronomía de la provincia de Valladolid.

Destino Castilla y León

1

Por último, queremos destacar un blog sobre turismo, gastronomía y vino especializado en Castilla y León.
Este blog, que cuenta con un equipo formado de seis personas, nació como una bitácora especializada en turismo en la comunidad y ha crecido hasta editar su propia revista digital.

El blog incluye una sección de gastronomía, con guías sobre la comunidad y recetas tradicionales de Castilla y León; otra sobre enoturismo, en la que destacan los reportajes sobre bodegas y sus artículos sobre los vinos de la comunidad, y numerosas secciones para realizar el viaje turístico perfecto a la zona.

Leer más

La calidad lleva sello de Valladolid

El vino es, sin duda, uno de los productos con los que cualquiera puede identificar a la provincia de Valladolid, gracias a las varias denominaciones de origen que comparten territorio y ofrecen caldos de diferente tono pero idéntica calidad. Pero, además de por su producción vinícola, Valladolid ofrece a quienes lo visitan una muestra gastronómica extensa en cantidad y brillante en sus cualidades.

Eso garantizan, al menos, los sellos de Marca de Garantía o de Indicación Geográfica Protegida con los que cuentan varios de nuestros productos más emblemáticos. Uno de ellos, el lechazo, posee el marchamo de la IGP desde hace dos décadas, y es el producto estrella de las decenas de asadores que existen en la provincia. Desde hace unos años, unas jornadas gastronómicas dedicadas al cordero lechal difunden por nuestra geografía la excelencia de esta carne de las razas churra castellana y ojalada y que crece en la cuenca del Duero.

Legumbres_250

También la lenteja pardina, una de las variedades más extendidas en la comunidad junto a la verdina y la castellana, posee el respaldo de contar con la indicación geográfica protegida a la hora de hablar de su calidad. Los Montes Torozos y la comarca de Tierra de Campos son los espacios en los que, en nuestra provincia, se concentra fundamentalmente su cultivo. Un suelo limpio y a salvo de contaminación que, en combinación con unas condiciones climáticas muy concretas, ofrece una lenteja de pequeño diámetro de sabor suave que deja un gusto suave en el paladar de quien la prueba.

Un menú como el que podemos disfrutar en nuestra provincia estaría incompleto sin una buena porción de pan del que se produce en esta tierra, y cuyas distintas variedades se agrupan en la marca de garantía ‘Pan de Valladolid. A la cabeza de todos los tipo de pan que encontramos en Valladolid, el popular ‘lechuguino’, de cuidado aspecto y con una flor en el centro de su corteza, elaborado con harina de trigo candeal que se cultiva en pequeñas plantaciones. No es difícil reconocer un buen ‘lechuguino’, por su aspecto exterior, su corteza dorada y brillante, y por su gusto en la boca, la miga compacta y uniforme que es otra de sus características más reseñables.

pan

Comer en Valladolid es siempre una oportunidad de acercarse a productos de calidad que nos conectan de forma inmediata a la tradición y a la historia. Saborearlos con una copa de vino es un placer insuperable, que puede acompañarse disfrutando de las fiestas de la vendimia de Cigales o Serrada.

Leer más

Suscríbete a Pueblos del Vino