Viaje gastronómico por la provincia de Valladolid

El mejor vino posible es siempre mejor cuando acompaña el mejor plato posible en la mesa. Acompañar los caldos de las denominaciones de origen que conviven en Valladolid con las exquisiteces que preparan nuestros cocineros es un placer al que pocos nos podemos resistir.

Hoy, os proponemos conocer la provincia de Valladolid a través de algunos de los restaurantes más reconocidos y de mayor prestigio de los que tenemos la suerte de contar por aquí. Entre ellos, los de los dos únicos que pueden presumir de contar con una estrella Michelin, el cielo gastronómico en el que pocos son los elegidos. En Valladolid tenemos que desplazarnos hasta Matapozuelos o hasta Sardón de Duero para poder disfrutar de ellos. En la primera de estas localidades, entre viñedos de la DO Rueda, se encuentra el restaurante La Botica. Una antigua casa de labranza, que albergó también una farmacia, es ahora el espacio donde el chef Miguel Ángel de la Cruz se pone a los mandos de unos fogones de los que salen platos con un marcado sabor local en los que no duda en emplear las piñas de los pinares que salpican el entorno.

En Sardón de Duero, y ligado a Abadía Retuerta –uno de los emblemas de la Ribera del Duero– encontramos Refectorio, pilotado por el chef Pablo Montero y que tiene entre sus principales armas para seducir a los comensales su visión creativa de la tradición y la utilización de productos locales para elaborar sus platos. La localización del restaurante, entre viñas en un territorio que vive para el vino, es otro de sus atractivos indiscutibles.

Valladolid cuenta también con un buen puñado de locales distinguidos con el Sol de Repsol, otro indicador de buena mesa al que solamente pueden aspirar algunos pocos elegidos. Junto a La Botica, que cuenta con dos de estos distintivos, y Refectorio, podemos encontrar locales tanto en la capital (Trigo, Ramiro’s) como por el resto de la provincia.

En Castrillo de Duero, los responsables de Cepa21, proyecto vinícola ligado a otra bodega de referencia de la Ribera del Duero como Emilio Moro, completan su oferta con un restaurante comandado por Alberto Soto, ‘Mejor cocinero de Castilla y León 2014’ para la Academia Castellana y Leonesa de Gastronomía y Alimentación.

¿Más propuestas para visitar Valladolid a golpe de sabrosos platos? En Fuente de la Aceña (Quintanilla de Onésimo), o Llantén, en el Pinar de Antequera, muy cerca de la capital, encontraréis otras propuestas gastronómicas que cuentan también con el respaldo de la crítica más exigente y en la que podréis saborear lo mejor que ofrece la provincia. Con una copa de vino, por supuesto.

Etiquetas:, , , , , , ,

Suscríbete a Pueblos del Vino